Philip K. Dick: el renovado asombro de leerlo

0
En tiempos de la Guerra Fría, cuando Philip K. Dick publicó su primera novela, Solar Lottery (1955), la literatura de ciencia ficción había encontrado una fórmula de éxito infalible: proyectar al futuro las tensiones...

Reinaldo Arenas como Raineldo Fuentes

0
Ante las hijas plañideras del cuento “Adiós a mamá”, pienso más en esas tías y primas de Reinaldo Arenas que una vez conocí, que en el entierro de Mientras agonizo de Faulkner o en...

Problema y entorno de la traducción

0
Problema Resulta difícil para el traductor -por más ocasional que éste sea- hablar de la traducción en general. Sobre todo si se piensa que algunas de las mejores páginas que se han escrito sobre...

Eduardo Lizalde: La poesía es una tarea compleja, lenta, torturante

0
A Eduardo Lizalde no le gustan las entrevistas. Le parecen —lo señala dos o tres veces en el curso de ésta— “deplorables: se repite uno demasiado.” Y no le gusta hablar de su vida personal —“no soy...

La dificultad barata

0
Cuando los críticos elogian la literatura difícil, generalmente excluyen de ese rubro a las obras difíciles de escribir que se leen con facilidad. Puede ocurrir, desde luego, que ambas dificultades o facilidades coincidan, pero la extendida y prestigiosa...

Vivimos en un mundo dominado por una hipocresía infantiloide: Fredy Massad

0
¿Qué temas vitales ha abandonado la arquitectura? La arquitectura no es un ente aislado, funciona vinculado plenamente a la sociedad a la que pertenece. En la actualidad sociedad ha abandonado la inquietud por pensarse, por...

Alma del paraíso

Los pies de mi Dorotea

Agua

En nombre del padre

Es de que