Fábulas y fabulaciones

por Daniel Samoilovich y Eduardo Stupía     Un diablo cayó al fuego otro diablo lo sacó y otro diablo preguntaba ¿cómo diablos se cayó?   ***     Eva a Adán: — OK, hemos comido del Árbol del Saber. Pero aparte de enterarnos de lo...

La vida de una palabra de Samuel Bossini

FRONTISPICIO VERTEBRADO UN DÍA PARA  ANUNCIAR LA VIDA DE UNA PALABRA, QUE ESCRIBIÓ EL POETA SAMUEL BOSSINI, AMIGO EN UN ALLÁ CONTINENTAL AJENO A LOS DESENCUENTROS Una palabra alienta sobre océanos invisibles, una palabra lúcida en...

Victoria Combalia: para que un artista comience a despuntar siempre es necesario el texto...

¿Cómo se inició en el estudio de las artes visuales? A mí me gustaba pintar e incluso tomaba clases en el estudio de Odile Kurz, en Barcelona. Pero a los 16 o 17 años ya...

La Literatura Quirúrgica y Macedonio Fernández

Vivo mi día delante del lector Macedonio Fernández Ficción a la manera de Rembrandt A mediados del siglo XVII la cofradía de cirujanos de Ámsterdam realizaba solamente una disección anatómica pública al año. Normalmente se...

Fernando Vallejo, el portero dueño del edificio

Y aquí me tienen otra vez humildemente abriendo y cerrando comillas como un portero. ¡Sí, pero qué portero! Un formidable y todopoderoso portero, como el del “honorable” Senado de la República a quien el...

Un panadero barroco en la Botteghe Oscvre

De París a Roma “Una revista en la que no hubiera necesidad de escribir”, o a lo sumo, “una revista de 2 a 4 páginas”, le escribió Paul Valéry a Valery Larbaud en 1924, a...
4,987FansMe gusta
84SeguidoresSeguir
5,164SeguidoresSeguir

LO MÁS VISTO