Sirena nadando mar adentro

0
Anita tenía tres años y hablaba de una manera bastante peculiar. Utilizaba palabras bizarras para denominar las cosas y construía el esqueleto de las oraciones desde lógicas desordenadas. Lo más gracioso era su incapacidad...

El mundo sin, después de Leda

0
Reporte I Contrariamente a lo que las imágenes de otros mundos pudieran sugerir, el mundo sin Leda no es árido y carente de vida. Por el contrario, está lleno de movimiento. Todo aquí se asemeja...

Una maldita eternidad

0
Faltaba poco para que el hombre llegara. Vaciló entre organizar y limpiar el patio o matar al dragón. A su alrededor el patio estaba atestado de basura. Por todas partes había juguetes rotos, cajas vacías, sillas...

Árboles de ramas demasiado curvas

0
San Mateo Cuanalá, los últimos ladrilleros, dice Carolina. De inmediato apunto sus valiosas palabras: son una manzana arrojada por la suerte. Alzó la vista para agradecerle pero ya no está en la redacción. En...

Cosas concretas

0
Y había días en que yo me paraba detrás de la barra que separa la cocina del comedor y veía a María Luisa picar cebollas, revolver el arroz, fregar algunos vasos; un rato la...

Moscú

El arte de la amistad

Éxodo

Apagón y Pausa

Leyendas patrias